Pero, ¿hay algo nuevo en el horizonte? Pues sí

-Un estancamiento aparente despidió el año pasado

Cuando a primeros de año revisaba los típicos textos de tecnología en los que se habla de lo que va a pegar fuerte en 2019, pensaba…¿en serio? Prácticamente podrías haberlo leído pensando que estábamos en 2018…o quitando el tsunami del bitcoin ¡hace dos años! Cuidado con esto: ahora que todo el mundo habla de tecnología y del data, estamos en una situación que al menos aparentemente es peligrosa y aburridamente… estática. Pensemos en Apple por ejemplo, que por cierto estos últimos meses todo parece indicar que ha echado el freno. Es la empresa más importante del momento (una de las más importantes de la historia), pero lleva ¡¡casi diez años haciendo lo mismo!! ¿Es o no es innovadora? Eso lo dejo al criterio de cada uno, que ya bastantes enemigos me estoy granjeando últimamente con mis posts…

Imagen: detalle de un tweet del canal CNBC sobre el frenazo de Apple (Enero '19)

Imagen: detalle de un tweet del canal CNBC sobre el frenazo de Apple (Enero ’19)

Sirevisamos entradas de medios tecnológicos sobre lo que va a ser importante, disruptivo, en 2019 creo que es fácil darse cuenta del tedio y el estancamiento de un sector muy importante de lo tecnológico en estos últimos tiempos. A menos que hayas sido abducido por unos extraterrestres desde 2010, o vivas en medio de la selva sin contacto humano posible, te sonará ya repetido. Aquí el mismo Enrique Dans reconoce no ser muy original: https://www.enriquedans.com/2018/12/tendencias-tecnologicas-para-2019-en-video.html ¿Tendencias para este año? Machine Learning, AI, renovables, AR/VR, blockchain, … vale esas son las mismas de los últimos 4 o 5 años, ¿es que nada ha cambiado? Vamos a hacer un repaso, y así cerramos esta serie de entradas que he titulado HOLA 2019. Adelante:

-La GDPR

El 25 de mayo de 2018 pasó, y no han cambiado mucho las cosas desde entonces, la verdad. No exagero si os digo que ese día por la noche, según se acercaban las 24:00 (es decir la noche que entraba en vigor y ‘ya nada sería igual en lo que a privacidad se refiere en la UE’) el cielo de Madrid se empezó a cubrir de espesas nubes y los truenos y rayos fueron interrumpiendo a todos aquellos que andaban mandando su correo de última hora. Parecía que una maldición iba a precipitarse sobre nosotros, mortales. Sin embargo, meses y meses después ya nadie se acuerda ¿A que te siguen llegando correos y te llaman dándote la brasa? En algunos casos, empresas/gente que les has dicho taxativamente que quieres que te dejen en paz.

Las reformas, sobre todo legales, son efectivas o no de una forma caprichosa. Sólo el tiempo dice si han cumplido su cometido. Hay un misterio enorme entorno a si algo va a suponer un antes y un después o sólo será papel mojado, ponga lo que ponga ese papel. Esta oleada de preocupación en torno la privacidad que nuestros líderes europeos estuvieron muñendo durante ¿años?, en conjunción planetaria con grandes empresas, sí, esas que respetan la privacidad tanto, exacto, finalmente parece que ha quedado en poca cosa. Para bien o para mal.

Pero, por suerte, cambios y novedades sí que hay, vamos a mencionar algunos:

-Cambio del paradigma visual. Alexa

Internet por voz, asistentes y domótica.

Amazon Echo Alexa

Imagen: uno de los dispositivos Echo de Amazon (Asistentes domésticos por voz con Alexa)

Si hace un par de años te dicen que más de un tercio de las búsquedas en internet va a ser realizado sin una pantalla de por medio, ni texto…estoy seguro de que te habrías extrañado (https://www.mediapost.com/publications/article/287073/gartner-predicts-30-of-searches-without-a-screen.html) Sin embargo, es posible que hoy como es mi caso, tengas un Echo, alexa, Home, o algún otro de los asistentes virtuales que son una verdadera promesa y un cambio de rumbo en internet. De hecho, el comienzo de 2019 nos ha traído a los países hispanohablantes la posibilidad de adquirir los Echo (dispositivos de Amazon con el sistema Alexa) en nuestro idioma, el español.

Entonces no extraña tanto ahora, en 2019 que se está desplegando esta tecnología. En el caso de Apple y Google (Android) tras mucho ensayo a través del sufrido usuario a costa de lanzar el asistente en tu móvil un millón de veces de manera no buscada.

-Hacia una internet no visual:

Ese giro, de una tecnología basada en omnipresentes pantallas (las ‘black mirror’ que han alimentado tanta ficción) hacia un diálogo gobernado por el reconocimiento de voz y una inteligencia artificial basada en NLP (procesamiento de lenguaje natural) de momento bastante aceptable, aunque no suficiente para ser completamente funcional. Ese es el cambio de paradigma que, en mi humilde opinión es un cambio en 2019 y vale la pena hablar de él como novedad. Por cierto, el liderazgo de este giro no visual de la internet está protagonizado por Amazon, mientras que Apple e incluso la todopoderosa Google están algo por detrás del despliegue y la funcionalidad de Alexa.

Amazon Echo y Alexa

Imagen: Amazon Echo, y su sistema Alexa ha entrado en las casas este año hablando en español (fuente: fayerwayer.com)

-La robótica entra en las casas.

Hace un par de semanas me reunía con un equipo de robótica y automatización de una multinacional en Madrid. Me decían que por un lado quieren añadir una capa de inteligencia a su RPA, en forma de Deep learning o machine learning. Pero también, hablando de los sistemas robotizados que ya empiezan a ser cotidianos en los hogares, como el Roomba o Alexa, me comento el director con bastante acierto creo, que lo que tenemos hasta ahora es fundamentalmente unidireccional. Es decir, Alexa no me da conversación ni el aspirador inteligente se pone a limpiar todo de repente porque me ha oído decirle a un colega que viene mañana un ligue a casa. Por ahora, y ya es un avance tremendo, estos sistemas sólo responden, no tienen una iniciativa propia.

roomba-i7-maps-house-1200x630

Imagen: el robot aspirador mapea el hogar y sortea obstáculos mediante aprendizaje por refuerzo (Fuente: futurism.com)

Sobre la robótica habría que escribir un montón de líneas y no es el cometido de esta entrada. Aunque vale la pena terminar este párrafo mencionando que, gracias a la IoT en conjunción con técnicas machine learning como el aprendizaje por refuerzo (lo que hace que el robot aspirador vuelva a la base de carga esquivando las sillas y al perro, por ejemplo) estamos llegando a un momento que habíamos soñado antes en películas de ficción. Y eso sí es un avance, más que palpable.

Imagen: detalle del mapa que maneja el robot aspirador en un hogar a través de la app (Fuente: iRobot.co)

Imagen: detalle del mapa que maneja el robot aspirador en un hogar a través de la app (Fuente: iRobot.co)

Economía circular como nuevo paradigma.

Economía Circular

Imagen: esquema gráfico sobre la EC (fuente: América Retail)

La economía circular, como concepto que evoluciona del reciclaje, la reutilización y el desarrollo sostenible es una idea que va más allá del puro conservacionismo. ¿Cómo va a interactuar la tecnología (aquí puedes poner también transformación digital si quieres) con la economía circular? ¿Y de qué manera la puede catalizar? Creo que es una pregunta que nos podemos empezar a hacer sobre todo si estamos en la búsqueda de nuevos modelos de negocio en el marco de la sociedad de la información. Durante la pasada Smart City Summit de Taiwán, tal vez una de las ideas que me traje que más me gustaron fue esta, la de la economía circular. Me parece que hay mucho recorrido en este campo y sin duda habrá que enlazar con datatech y algoritmia de manera intensiva y específica para poner a funcionar la EC.

—-

Es curioso que este término que mencionaba más arriba -Sociedad de la Información- ya no se utiliza apenas, precisamente ahora que es cuando vivimos inmersos en este tipo de realidad. ¿Dónde anda Manuel Castells? En este sentido, parece como si estando dentro del bosque viéramos árboles, pero dejáramos de ver el bosque en sí como un todo. Esta última reflexión creo que explica tal vez, de manera lateral, el porqué del estancamiento aparente que comentaba al inicio. Hace años veíamos el bosque, pero ahora estamos dentro.